26/01/2023

Elige un renting si quieres cambiar de coche cada 2-3 años

Renting Coche nuevo

Pensar en la posibilidad de estrenar un coche nuevo cada pocos años es, para muchos, un auténtico sueño. En general, el hecho de estrenar es siempre emocionante. Ya sea un nuevo reloj, unas nuevas zapatillas o una nueva vivienda, lo nuevo siempre ilusiona y levanta el ánimo. Pues bien, el ámbito automovilístico no es una excepción. El privilegio de probar nuevos modelos de automóviles y de vivir nuevas experiencias en ellos es, de hecho, muy atrayente.

Así, hasta hace no mucho tiempo, ese modo de comprender la conducción estaba reservado a unos pocos afortunados. Tan solo algunos millonarios podían ​estrenar coche frecuentemente. Sin embargo, esto ha cambiado en gran medida. A día de hoy, existe algún método que permite sentir la emoción de conducir un nuevo coche cada poco tiempo. Y todo ello sin necesidad de pagar grandes sumas de dinero.

En el presente artículo, de hecho, va a desarrollarse la cuestión al detalle. Se hablará, especialmente, de las enormes ventajas del renting. Con esta información podrá, por tanto, disfrutarse de las nuevas posibilidades ofrecidas por el mercado automovilístico actual. Es decir, podrá conducirse un ​coche nuevo cada pocos años.

 

Cómo estrenar coche cada dos o tres años

No es ningún secreto que muchas personas desearían estrenar coche continuamente. Tampoco es ningún secreto que alcanzar ese deseo es carísimo. Dejarse una pasta en comprar nuevos coches, malvenderlos y comprar otros, aunque es una opción, no resulta muy atractiva. Pagar miles de euros para poder conducir 4 o 5 coches diferentes en poco tiempo es algo propio de futbolistas y actores.

Los simples mortales, cuando anhelan conducir ​coche nuevo cada pocos años necesitan utilizar otros métodos. No es raro, de hecho, encontrar al típico que está continuamente pidiendo prestados coches ajenos. Tampoco es extraño encontrar a aquel que sueña con ser conductor de coches profesional. Otros, los más locos, sueñan con ser ladrón de coches, como si la vida fuera una película. La primera opción suele significar el convertirse en un auténtico incordio para los amigos y familiares. La segunda opción parece más bien ciencia ficción. Casi que es mejor no hablar de la tercera.

 

El renting, tu verdadera opción

El panorama presentado en el apartado anterior parece empujar a una conclusión pesimista. Debe asumirse que ​estrenar coche cada poco tiempo es imposible. Pues bien, si se estudia el mercado automovilístico actual con suficiente detenimiento se verá que nada más lejos de la realidad. Frente a todo lo dicho, existe una opción real de la que se va a hablar seguidamente: un buen servicio de renting.

El renting es un contrato de alquiler de vehículos a medio o largo plazo (comúnmente 36, 48 o 60 meses). Se caracteriza porque permite el uso y disfrute del coche con tan solo pagar una cuota mensual. Tal cuota, como se verá, incluye todos los gastos de mantenimiento y uso del automóvil.

La propiedad, en principio, se mantiene en manos de la empresa arrendadora. Sin embargo, existen opciones destinadas a adquirir el coche una vez termina el contrato, pagando la diferencia del precio. Así, aunque, en ocasiones, existen diferentes clases de contrato, las bases esenciales son las que se acaban de comentar. Y son las que permiten afirmar sin ninguna duda que conducir cada poco tiempo un vehículo distinto es posible.

En este ámbito tan solo queda, por lo tanto, hablar de las ​ventajas del renting:

 

  • Permite estrenar ​coche nuevo cada pocos años: esta es, por encima de todas las demás, la principal de las ventajas del renting. Al fin y al cabo, como se ha dicho, es una opción que permite sentir esta emoción sin incurrir en gastos adicionales.

 

 

  • Todo incluido en un solo precio: es decir, no solo se puede ​estrenar coche a menudo, sino que los gastos se reúnen en una sola mensualidad. En ella se incluyen:
    • Asistencia en carretera 24h en caso de avería o accidente.
    • Impuestos de matriculación y circulación.
    • Sustitución de neumáticos por desgaste, pinchazos y reventones.
    • Mantenimiento y reparaciones.
    • Gestión de multas.
    • Seguro de responsabilidad civil y servicio de reparación de daños propios incluido.
    • ITV.
    • Servicios telemáticos.

 

  • Posibilidad de adquirir el automóvil: como se ha comentado, al final del contrato cabe la posibilidad de quedarse el coche pagando lo restante. Si no, puede elegirse un nuevo modelo.

 

En conclusión, a lo largo del presente artículo ha podido aprenderse acerca de cómo conducir coche nuevo cada pocos años. Queda en mano de cada cual el decidirse o no por este sistema. En todo caso, ha quedado claro que las ventajas del renting son para los amantes del automovilismo y de la experiencia en carretera. 

Estrenar coche es, a día de hoy, un sueño que es posible convertir en realidad. Tan solo es preciso saber aprovechar los nuevos conceptos de conducción del mercado actual de la mano de profesionales en el sector.